Pokon-cl.com utiliza cookies para ayudar en todo lo posible y para hacer nuestro sitio. Pero fácil de usar
 

since1929

Pokon hace maravillas

Plantas mediterráneas

Debido a su singularidad, las plantas mediterráneas tienen necesidades específicas. A continuación encontrará las 5 reglas básicas para tener las plantas mediterráneas más hermosas.

El sustrato adecuado: la mitad del trabajo

La tierra es fundamental para las plantas. El sustrato adecuado les permite absorber más rápido el agua y los nutrientes, mejorando el crecimiento y prolongando la floración. Si la tierra es buena, las plantas crecen sanas. Aunque no lo crea, la mayoría de estas plantas requieren mucha agua. En las zonas mediterráneas, aunque las precipitaciones son menos abundantes que en otras regiones, la tierra es capaz de absorber mucha humedad para que las plantas no se sequen. Por eso, es importante elegir un sustrato que retenga muy bien el agua sin que la planta quede encharcada. El Sustrato Pokon para plantas mediterráneas reúne esas características. Contiene un ingrediente especial que retiene y libera mucha humedad, para lograr un equilibrio muy parecido al de su entorno natural. Con el fin de mejorarlo aun más, se le ha añadido arcilla y un ingrediente parecido a la lava.

El lugar adecuado: ¡un buen comienzo!

Sol, sombra, luz o penumbra… Cada planta tiene su rincón favorito en el jardín. Pero también el grado de humedad juega un papel importante. Procure siempre proporcionarles a sus plantas las condiciones que mejor se asemejen a su entorno natural. Lea atentamente la etiqueta: en ella encontrará la información que necesita.

El abono adecuado: un buen resultado

Para que las plantas mediterráneas crezcan y florezcan bien es muy importante el abono. Un buen abono proporciona además resistencia frente a las enfermedades y plagas. Lo más importante es el potasio, que las hace más fuertes y resistentes a los climas más fríos, entre otras cosas. Algunas especies resisten muy bien al aire libre, mientras que otras es mejor envolverlas para protegerlas contra las heladas o incluso mantenerlas en el interior durante el invierno.

Con la poda crecerán más flores, ¡pero debe ser en el momento preciso!

Se pueden podar durante casi todo el año, excepto en invierno (período de descanso).

El producto adecuado: ¡mejor prevenir!

Una planta sana es una planta fuerte, menos propensa a las infecciones. Para estar sanas, las plantas necesitan estar en el lugar adecuado, tener suficiente agua y, por supuesto, un buen abono. Y es mejor prevenir que curar. A veces, las plantas necesitan cuidados adicionales.